Seguros de impago en alquileres

Seguros de impago en alquiler

Al contratar un seguro de impago de alquileres, compruebe las coberturas le ofrece, a parte del impago de

¿Que cubre un seguro de impagos, además del impago de las rentas?

Usted tiene un piso alquilado en San Sebastián, y contrató un seguro de impago de alquileres para garantizarse el cobro de la renta. ¿Sabe que estos seguros tienen otras coberturas que algunos propietarios no aprovechan?
En el caso de que su futuro inquilino no podía o quería entregarle un aval bancario, usted decidió contratar un seguro de impago de alquileres. Para de esta manera, el seguro le garantizase el cobro de las rentas impagadas por el inquilino, y le cubriera los gastos de abogado y procurador en caso de desahucio.

Seguro de impago de alquiler

Es cierto que la cobertura por impago es la principal cobertura de este tipo de seguros:

Dependiendo del seguro contratado, suele cubrir entre seis y doce mensualidades de renta. Por eso, dado que algunos desahucios pueden alargarse más de seis meses, como norma general le interesa más contratar doce mensualidades para así tener garantizado el cobro hasta que recupere la posesión de la vivienda.
La renta que cubre el seguro es la que consta en el contrato de arrendamiento. En caso de haber otras cantidades que le paga el inquilino y que no constan en dicho contrato, el seguro no lo cubrirá.

Coberturas menos conocidas

No obstante, aunque ésta es la cobertura principal, hay otras menos conocidas y que le pueden servir para ahorrar dinero. Veamos algunos ejemplos.

Este tipo de seguros también pueden cubrir (hasta una cantidad máxima) los daños en la vivienda causados por actos vandálicos del inquilino y los daños (o apropiación indebida) del mobiliario que se haya relacionado en el inventario adjunto al contrato:

Cuando el arrendatario abandone su vivienda, tenga presente, si la tuviera, esta cobertura si existieran daños que le sean imputables a él Si hay daños de entidad levante de inmediato acta notarial con fotografías, y comunique la incidencia al seguro.
Se considera que son daños causados por “actos vandálicos” del inquilino los causados por éste de forma dolosa (de mala fe). Por tanto, no estarían cubiertos los daños o deterioros causados por el uso o desgaste normal de la vivienda.
Algunas pólizas de seguro también incluyen un servicio de orientación jurídica telefónica. En tal caso, utilice este servicio para hacer consultas legales, que en algún caso, el servicio abarca consultas no sólo relacionadas con el contrato de alquiler.

Estos seguros de impago de las ternas cubren los gastos de abogado y procurador necesarios para presentar un desahucio. Asimismo, suelen cubrir la realización de reclamaciones extrajudiciales por conflictos con el inquilino, por ejemplo: los gastos de enviar un burofax si ha hecho obras en el piso sin su consentimiento.

Compruebe también si el seguro cubre reparaciones urgentes en la vivienda (cerrajería, fontanería, asistencia en caso de rotura de cristales…). En estos casos lo normal es que se cubra el coste de desplazamiento del técnico y las primeras horas de mano de obra.

Al contratar un seguro de impago de alquileres, hay que comprobar las coberturas que ofrece, a parte del impago de rentas. La mayoría de los propietarios, por desconocimiento, no reclaman algunas coberturas a las que tendrían derecho.

Al contratar un tipo de seguro como este, el propietario esta bastante bien cubierto ante posibles impagos u otros problemas relacionados con el alquiler de su inmueble. No obstante, desde Inmobiliaria GNS, siempre recomendamos comunicar rápidamente el impago.

Pin It

Deja un comentario:

*