El Euribor cae y las hipotecas variables reducen cuota

El Euribor cae y las hipotecas variables reducen cuota

El Euribor a 12 meses no tiene intención de remontar su caída. Por suerte, para los que tienen

El Euribor a 12 meses no tiene intención de remontar su caída. Por suerte, para los que tienen hipotecas variables, el indicador profundiza aun más en negativo. El indice de referencia para la mayoría de las hipotecas en Donostia – San Sebastián, terminó noviembre con una media de -0,074%, mínimo histórico.

Gracias al descenso en noviembre, todos los hipotecarios vinculados al euribor y les toquen revisión de condiciones ahora, se podrán beneficiar de un rebaja en su cuota mensual. El ahorro variará en función de la cuantía del préstamo, plazo y el tipo de interés al que esté vinculado, aunque se estima que puede ser cercano al 1%. Por ejemplo:

Para una hipoteca de 200.000 € a un plazo de 25 años, firmado al interés medio del año pasado (2,48%), el ahorro puede ser de unos 8 €/mes o casi 100 € anuales. O si al hipotecado le quedan por pagar 39 años esos 200.000 €, el ahorro llegara a los 140 € anuales.

¿Y el Euribor en el futuro?

La mayoría de los expertos coinciden en que el euribor a 12 meses seguirá marcando mínimos históricos. Se espera que el Banco Central Europeo (BCE) mantenga los tipos de interés bajos y una retirada progresiva del programa de compra de deuda pública y privada (QE).

Parece que los últimos números están dando la razón a los expertos. Estos últimos días el indicador ha seguido su descenso llegando a alcanzar el -0,08% el último día de noviembre.

La autoridad monetaria insiste que los tipos de interés seguirán en mínimos durante mucho tiempo. El mercado espera que el precio del dinero se mantenga en 0,0% actual al menos hasta la primavera de 2019, lo que puede hacer que el euribor se mantenga en negativo dos años más. Según el departamento de análisis de Bankinter, durante ese tiempo seguiremos estando en el mejor de los mundos para los hipotecados

Todas estas previsiones coinciden en el tiempo con una pérdida de peso del tipo variable en el mercado hipotecario, que este año está viviendo el despegue de los préstamos vinculados a un interés fijo. En los nueve primeros meses del año una de cada cinco hipotecas formalizadas ha sido fija, mientras que el volumen de este tipo de préstamos acumulado entre enero y septiembre supera a los firmados en los 29 meses previos. Una tendencia que, según los expertos, irá a más mientras el euríbor permanezca en terreno negativo.

Deja un comentario:

*