Vial Iztueta Gros Donostia

¿Nuevo vial en Iztueta? Se unen Gros y Egia

Asociaciones de vecinos, Egia Bizirik, comerciantes y demás vecinos y trabajadores de la zona de Gros y Egia

Asociaciones de vecinos, Egia Bizirik, comerciantes y demás vecinos y trabajadores de la zona de Gros y Egia ven con buenos ojos el derribo del actual viaducto de Iztueta. El apoyo es unánime para demolición de esta barrera física y visual que aleja Egia de Gros y el Centro.

El Ayuntamiento de Donostia se reunió con setenta vecinos el 29 de noviembre, principales afectados por problemas de ruidos, suciedad, contaminación. La solución que más gusta en el barrio es la de rebajar la cota de la carretera, de modo que los vehículos circulen por debajo de las vías del tren. El nuevo vial en Iztueta, tendría solo diez metros de anchura para tres carriles de circulación, lo que liberaría amplios espacios para aceras y zonas verdes, y bajaría lo suficiente de cota como para dejar un galibo de 4,5 metros bajo las vías del tren, lo que resolvería el problema actual de falta de altura en este punto donde varias furgonetas se han quedado encajadas en el tablero del paso ferroviario.

En la curva del paseo del Duque de Mandas, frente a los Juzgados de San Sebastián, se construiría una glorieta para distribuir el tráfico. Los pisos de la calle Iztueta de Gros, cuyos balcones se asoman hoy al viaducto de tres carriles, quedarían a una cota superior, por lo que mejoraran en calidad de vida.

Vial Iztueta Gros Egia San Sebastián

Esta reforma del viaducto supondrá una inversión de 5 millones de euros aproximadamente.

Por otro lado el ayuntamiento también propuso la conservación del actual viaducto rehabilitándolo. Esta opción supondría un coste de 1,5 millones de euros y apenas tiene defensores. Si que hay un grupo de arquitectos que en redes sociales esta proponiendo la defensa de esta estructura o hay quien propone que los actuales arcos se habiliten para colocar locales comerciales, como se han hecho en otras ciudades europeas.

Con las conclusiones obtenidas del proceso participativo, el ayuntamiento aspira a poder aprobar el proyecto en 2017 y comenzar las obras en 2018.

Deja un comentario:

*